It´s very Wayne

It´s very Wayne

Le hicimos un par de preguntas a Javiera Wayne, partiendo sobre asuntos del medio donde ella se desenvuelve. Desde el primer momento, Javiera Wayne nos encanta con su carisma, es capaz de mirar con nostalgia la desaparición de las revistas impresas y  por otro lado con desconfianza los modos en que la industria comercializa el “body positive”.

Desde estas anécdotas con revistas, o del modo en que se relaciona con la industria pudimos reconocer su experiencia personal. Aquello que la detuvo, y cómo salió adelante. Javiera Wayne, se reconoce como un agente de cambio. Desea vincular sus talentos con las necesidades del mundo contemporáneo. Javiera Wayne es un nuevo rostro, es un cuerpo sensible. Nuestra nueva heroína que llegó a liberar algo más que su cuerpo.

 

BBR: ¿Qué opinas sobre la caída de la revista como medio comunicacional?

JW: Pienso que es una pena gigante. Pero también entiendo que tiene que ver con el tiempo en que vivimos. Estamos en un momento donde las redes sociales pegan mucho más que cualquier otra cosa, incluso más que la televisión.

El acceso que tenemos por internet es más rápido y le ha pegado mil patadas a cualquier otra cosa. Es una pena porque se va a extrañar ir a un kiosco y comprar la revista…  todavía tengo una sensación diferente con las revistas, por ejemplo, estar esperando una edición donde salen cantantes o actrices que me gustan y luego al fin tenerla en las manos. Creo que es una pena inmensa pero estamos en un momento de cambio donde la gente necesita cosas más inmediatas. Necesita meterse a internet. De todas formas me siento super honrada, porque he salido en ediciones de revistas que  lamentablemente fueron las últimas, jamás pensé que pasaría eso y viví ese sueño.

BBR: ¿Qué tan inclusiva es la industria hacia la demanda del “body positive” y otros cánones de belleza?

JW: Puedo decir que cada día estamos abriendo más ventanas para que todos seamos parte de algo. Siempre se puede más, es tiempo de visibilizar distintos tipos de cuerpo, no solo niñas gordas o flacas, sino lo diversos que somos. Tenemos que mostrar que todos los cuerpos son normales y reales, ni uno más que otro, no podemos seguir con ese prototipo perfecto. Yo creo que muchas empresas se han dedicado a tratar el body positive de manera más comercial. Pero creo que mientras se cumplan los requisitos que estamos pidiendo, tallas distintas   por ejemplo, está todo bien. Creo que la publicidad es publicidad sea buena o mala y  lo bueno es que estamos visibilizándonos. Ya no somos un tabú, y si cualquier marca no se atreve a cambiar se van a quedar atrás. Nosotres, NOSOTRES somos agentes de cambio.

“La inclusión no tiene límites, no podemos decir “este tipo de cuerpo sí… o este tipo de cuerpo NO!  o este color sí y este NO”. No porque te falte una pierna o tengas todas tus extremidades vas a ser mejor que el otro, todos contamos.

Estamos pasando por un proceso donde nos estamos encontrando a nosotros mismos y se lo mostramos al mundo, eso es importante. La gente que se queda callada no está haciendo nada, no está moviendo nada. Mientras a más personas podamos llegar, mientras más masas podamos mover y dar este mensaje tan fuerte, más seremos. No es tiempo de quedarnos callados, CALLADES.

BBR: ¿Cuál es  la marca de Javiera Wayne y que nos ofrece?

JW: La marca “wayne” (jamás pensé que iba a terminar siendo una marca o que la iban a considerar como una marca) creo que es lo que la gente capta. Pienso que es algo como “fuerza”. Cuando hablo, cuando me presento, por la manera en que me visto. Trato de dar fuerza, algo como repetir: “no me importa el qué dirán”. Eso es lo que he querido crear  y lo que he querido mostrar. ¡Creo que así se tiene que vivir! Así se tienen que hacer las cosas: siendo auténtico, sin pasar a llevar a nadie. Hay que saber quien es uno mismo, y creo que de eso se trata mucho de lo que estoy haciendo. Ser determinada, ser BOLD, ser valiente ¿cachai?

Soy una mujer muy sensible, de piel, demuestro afectos. Por eso que me gusta ofrecer también una zona de confort, un hogar o un refugio. Viví un proceso muy oscuro donde quizás lo necesité, y ahora quiero ofrecer esas cosas. Así me tocó vivir a mí y así fue mi proceso al amor propio.

Las cosas que viví y la manera en que las viví no las cambiaria por nada en el mundo. El empoderamiento es la base de todo lo que tengo ahora, más que el talento que pudiese llegar a tener. Yo siendo que es la fuerza.

BBR:  Me hablas de una zona de confort , una zona de seguridad, un lugar más íntegro para la gente y para ti… ¿fue así para ti desde el principio? ¿Cómo lograste construir esta zona de confort, tu amor propio?

JW:A mi lo que me sirvió mucho, y lo he dicho por instagram, es que me aferré mucho a mis sueños. Yo en una época no tenía nada. Pasé por un período donde el suicidio era una opción. Ya llevaba muchos años de bulimia, de odios tan profundos que me dije a mi misma: “necesito encontrar un ancla” y me pregunté: “¿qué es lo que tengo para seguir?” Pensé en mi hermana, mi familia. Mi hermana tuvo que ver muchos episodios muy feos cuando estuve con depresión,  y eso la hizo madurar muy rápido. Eso fue uno de mis motores más grandes… querer revertir esa situación y que ella tuviese una modelo a seguir.

Siempre fui de esas personas soñadoras. Desde muy chica siempre he querido ser cantante o actriz o modelo; siempre estaba haciendo cosas, actuando o cantando en el coro del colegio, en el de la misa, etc. Participé en varios castings de canto para la televisión. Siempre buscaba. Para mí, cumplir mis sueños y además, dar un mensaje es lo que más me motiva. Quería que mi razon de vivir fuese darle ganas de vivir y alegría a la gente. Haciendo lo que más me gusta, encontrando lugares seguros donde pudiera sacar todo mi talento y compartirlo.

Si bien, estuve estancada en lo mío, también miraba a mi alrededor y veía que las necesidades de la gente. Todos necesitamos algo en que creer. Cuando ya estás tocando lo más profundo, inventa o descubre algo que realmente ames y pon tu energía ahí. Te vas a dar cuenta que eres  realmente bueno en algo.

Cuando me di cuenta que era buena cantando quise hacer eso, escribí miles de canciones, y así fue como todo partió, poniéndole amor a algo externo a mí y lo hice mío.

Quizás todo esto es super cliché y te lo puede decir cualquiera, pero hay que transformarse en luz, querer y hacerle el bien a las personas. Yo me sane de esa manera. Yo deje de ser bulimica hace 4 años. Dejé de cortarme hace 5. Las marcas siguen en mi piel, los recuerdos siguen pero la persona que hacía eso ya no está. Si vieras mis cicatrices no sabrías que pase por todo esto. No se representa lo hermoso fue este “renacer”. Este BLOSSOM.

BBR: Me siento muy identificado, y creo que muchos se sienten igual. Me encanta que hayas decidido combatir al mundo con tu alegría. Muchas gracias por confiar en nosotros.

JW: Nunca lo había contado desde esta perspectiva, y que bacán que te puedas sentir identificado con lo que digo. Eso es lo quiero hacer, que la gente se pueda sentir identificada con lo que he vivido; para eso estoy trabajando. (Me emocione)

Me encantaría que la gente viera que no solamente soy una mujer de hierro, sino que la pase mal y que ahora quiero seguir pasarlo bien . Quiero hacer cambios y no solamente de manera justiciera, frívola, sino de corazón.

Entrevista x badboyrory.

Redacción y Edición x Sergio Soto.